RMVB MASTER

MistBoxMusic


Loading...

Video Games

domingo, 4 de octubre de 2009

Diaolou: Chinese Medieval Watch Towers


De Torres, Keeps, fortalezas… y Diaolou



Desde niño, las torres medievales acapararon mi total atención. Vaya a saber quién sepa, el porqué se me presentaron como un lugar apetecible, de ensueños oscuros, pletórico de secretos y misterios. Un lugar irresistible para adentrarse y al tiempo dejar afuera, perdiéndose por sus galerías internas, siempre oscuras, preñadas de silencios… ¡Cuánto más podría decir de estos magníficos Tower Keep!

Tal vez más adelante lo haga.


Pero hoy voy, brevemente, ha hablar de las poderosas "torres de vigilancia" chinas llamadas originalmente Diaolou. Y hablaré de las Diaolou que desde siglos fueron erigidas en el área que hoy se conoce como Kaiping.
Durante la Dinastía Ming (1368-1643) la zona de Kaiping sufrió grandemente debido a una serie de desastres naturales ocasionados principalmente por inundaciones y además, como para ir sumando penurias, se vio amenazada por continuados ataques de bandidos que la saqueaban.


Debido a esto algunos poblados decidieron protegerse de los bandidos y de las inundaciones ellos mismos. El resultado fue la construcción de estos poderosos edificios, que a la par de servir para almacenar los alimentos, logrando de este modo salvaguardarlos del agua, les defendían de los ataques de las numerosas bandas que asolaban la región.

Si bien el propósito primario de estos Diaolou fueron la defensa y la preservación de los alimentos en contra del agua y de los saqueos, también se los utilizó como viviendas y escuelas.

Por lo general, y al igual que los Tower Keep's normandos, los pisos superiores se utilizaron como residencias, mientras que los inferiores servían para la defensa de la torre. Los muros eran mucho más gruesos y fuertes que el de los construidos, de común, para el resto de los edificios. De esta manera al ser asediados, le era muy difícil al atacante abrir brechas en ellos, o incendiarlos.

Las ventanas del Diaolou eran mucho más pequeñas que las habituales en las residencias, obedeciendo a su estructura militar. Estaban protegidas por parrillas formadas por barras de hierro, o también tenían una protección de hierro en forma de postigos.

La entrada principal estaba reforzada, por el lado externo por un macizo portón de hierro, y por el lado interno, se hallaba, soportado por una puerta también de hierro. Puertas y ventanas podían fácilmente, de un momento a otro, ser cerradas y aseguradas rápidamente, convirtiendo al Diaolou en un recinto prácticamente inexpugnable, capaz de resistir cualquier ataque desde el exterior, inclusive aquellos perpetrados con armas de fuego.


Parte del asombroso ingenio de esta arquitectura militar. se centra en la construcción, sobre las cuatro esquinas de la terraza, de otras tantas torretas, que al estar, en extremo, casi separadas del edificio pendían en la altura, pegadas al Diaolou. Por sus características tan singulares, estas torrecillas eran denominadas "nido de golondrinas".

Desde estas torrecillas se podían, muy cómodamente, hacer disparos hacia el exterior y hacia abajo, si es que los atacantes estaban entrando en el pueblo. Con el tiempo se fueron agregando a los Diaolou ,en cada uno de sus pisos, más de estos "nidos" para incrementar el poder de ataque de estas torres contra el enemigo.

Terminaré diciendo, que los Diaolou se pueden dividir en tres grandes categorías: Los comunales, los residenciales y las torres de vigilancia.




NOTA: En la etiqueta DIAOLOU, encontrarán el link a uno de los site en donde se habla de estas construcciones de la antigüedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails